Blog

Chupadatos: El lado oscuro de nuestras mascotas tech

Coding Rights hizo “Chupadatos”, un especial sobre el lado oscuro de nuestras mascotas tecnológicas. Participamos con  el capítulo completo de cámaras de videovigilancia de Guerras de internet.

Para leer el texto y conocer más sobre la iniciativa, cliquear AQUÍ.

admin | 13.12.2016

El poder de Silicon Valley

FALTA UN POCO PARA QUE TERMINE 2016, pero no tengo dudas de que mi serie del año es Billions. Para bien de todos, la acaban de subir al Netflix local, lo que hará que la vea de nuevo y de paso quede atrapada en la furia que me desvela desde chica: la oscuridad del poder absoluto y sus injusticias. En Billions, el imperio es del rey de los fondos especulativos Bobby “Axe” Axelrod (en la cara de piedra y los ojos translúcidos de Damien Rice, ex Homeland), un tipo lindo, con esposa escandinava, oficinas de revista de decoración y una varita mágica para convertir la plata en mucha, mucha plata. Todo lo que lo rodea responde a él con devoción o miedo. En el medio, no se sabe: su mente es tan sombría que ni los que vemos la serie sabemos qué piensa ni cómo resuelve hacer su mal. Frente a él, el fiscal general de Estados Unidos, Chuck Rhoades (un Paul Giamatti neurótico, sadomasoquista, woodyalenesco), que busca cómo, con una ley que no previó un mundo así de despiadado, puede atrapar al ladrón. Porque claro, Axe es un ladrón, pero de los nuevos, de los que se esconden tras su marketing de beneficencia, bonos fabulosos de fin de año a sus empleados, jets privados para ir a un concierto de rock en el día con sus amigos, tapas de revistas. ¿Dónde, cómo y cuándo puede un delincuente así ser juzgado en un mundo donde todos quieren ser como él?
(más…)

admin | 26.11.2016

Voto electrónico y polémica: por qué en el mundo se dejó de usar

El Gobierno quiere que en 2017 elijamos a través del voto electrónico. “Es rápido, moderno y transparente”, dicen. Sin embargo, los países que ya probaron este recurso se alejan de la tecnología en el cuarto oscuro. Argentina: ¿país pionero o caprichoso?

Una tarde de junio de 2015, Alfredo Ortega se enteró por Twitter de que estaba disponible el código de las máquinas con las que se votaría unas semanas después en la Ciudad de Buenos Aires. Un héroe -que permanece anónimo- lo había publicado sin firma: en ningún lugar decía que eran las líneas que hacían funcionar las computadoras electorales de Magic Software Argentina. Pero la ofrenda estaba allí, en forma de lenguaje de programación Python, esperándolo a él (38 años, doctor en Informática, especialista en Seguridad de Avast) y a otros colegas hackers que podían tomarla con cuidado para analizar si, al ir a votar, el voto de los porteños estaría seguro.

Faltaba un mes para votar con el nuevo sistema electrónico en la Ciudad de Buenos Aires. Las fallas en las máquinas ya habían aparecido en Salta, la experiencia internacional indicaba más países alejándose de la votación tecnológica que adoptándola, y los especialistas (en software y en leyes) coincidían en que el cambio no era positivo. Ortega lo sabía: mirar dentro del ADN de la llamada “boleta única electrónica” podía significar un cambio.
(más…)

admin | 24.10.2016

El fraude electrónico

fraude_electronicoA cien años de la Ley Sáenz Peña, el voto electrónico que propone la reforma electoral de Cambiemos podría poner en riesgo una de las bases de la democracia: el secreto. ¿Del fraude patriótico al fraude electrónico?

Este año, en Argentina deberíamos celebrar el centenario de la primera elección presidencial bajo la Ley Sáenz Peña, es decir, la universalidad, igualdad y el secreto del voto. Festejaríamos el fin del fraude sistemático y el inicio de la República (interrumpida luego en los sucesivos golpes cívico-militares). Sin embargo, a partir del proyecto de reforma política presentado este año por Cambiemos, (más…)

¿Por qué el Estado quiere tener todos nuestros datos?

Cómo una escena de la última película de Bourne sirve de ejemplo sobre el uso de los datos de los ciudadanos por parte de los gobiernos.

“Me quiero salir de esto”, dice el joven CEO de la compañía de social media que se hizo millonario con el dinero que el Estado le dio para fundar su empresa, a cambio de entregar toda la información de sus usuarios al capo de la CIA, y al gobierno de su país. “Ya es tarde”, responde Dewey, el jefe de los espías, que tampoco puede prescindir de los datos en tiempo real que les entrega a sus servidores Deep Dream, la red social que todos los usuarios aman, pero de la que desconocen esa “puerta trasera” que los mantiene monitoreados las 24 horas. La escena es de la última entrega de la saga Bourne, donde tras las persecuciones majestuosas, Matt Damon y sus protagonistas nos dicen algo del mundo. En este caso, la moraleja se nos hace cercana: “Una vez que tus datos están en manos de otros, es difícil controlar qué hacen con ellos”.
(más…)

admin | 19.09.2016