Blog

Nace el primer sindicato de trabajadores de plataforma de la Argentina

Trabajadores de plataformas se presentaron en la Secretaría de Trabajo de la Nación argentina para inscribir el primer sindicato de plataformas de la Argentina y de América, la Asociación de Personal de Plataformas (APP)

El sindicato busca organizar a los trabajadores que transportan productos y personas. “Lo que nos une es que trabajamos para las plataformas y hasta ahora, no nos reconocen como personas que trabajan”, dijo Roger Rojas, repartidor de Rappi.  María Fierro, repartidora de Rappi de la zona de la Palermo agregó: “Cuando me bloquearon por primera vez por protestar me mandaron un telegrama diciendo que no cumplía con los términos y condiciones. Reclamé y me dijeron que no era delegada de nada y que no tenía protección. Ahora quiero que me escuchen. Por eso armamos un sindicato desde cero”.

Esta es la gacetilla de presentación del sindicato:

En julio de este año los trabajadores de la plataforma de envíos a domicilio “Rappi” comenzamos a reunirnos y discutir cómo mejorar nuestras condiciones de trabajo. Fuimos convocados a participar de las plataformas con consignas como “sé tu propio jefe”. Pero rápidamente comenzamos a darnos cuenta que las aplicaciones funcionaban gracias a nosotros, y no podíamos decidir nada. Y que lo mismo le sucedía a los de Glovo, a los de Uber, a todos los que trabajan para una plataforma. Es por esto que los trabajadores vemos en la creación del sindicato “APP” una forma de darle mayor legitimidad a nuestros reclamos en busca de mejoras.

Estas empresas deciden las tarifas, las comisiones y nos obligan a tributar por las operaciones comerciales por las que ellos son responsables. Trabajamos sin seguro de riesgos, sin salario fijo. Nosotros firmamos “términos y condiciones” que cambian hasta una vez por mes. Las aplicaciones nos venden los uniformes y las cajas con las que hacemos publicidad en la calle. Pueden bloquearnos y controlarnos cuando quieren, el ingreso es seguro pero la amenaza del bloqueo está presente todo el tiempo.

La plataforma sólo permite que los clientes nos califiquen a nosotros ¡Pero no a las propias plataformas! Nuestros celulares están llenos de insultos y bajas calificaciones que luego las plataformas utilizan para asignarnos peores viajes.

Queremos seguir trabajando. No nos queremos ir. Sin embargo, somos pocos los que podemos aguantar más de unos meses trabajando así. Por eso  fundamos un nuevo sindicato. Porque se están aprovechando de nosotros. Porque nos prometieron ser nuestros propios jefes pero nos tratan como esclavos.

Los gerentes de empresas como Uber, Rappi y Glovo dicen que son los fundadores de una manera de vender que se va a expandir hasta ocupar todos los mercados.

Creemos que tenemos que aprender mucho de la organización sindical. Pero también creemos que la organización sindical tiene que aprender mucho de nosotros.

Si eso es así, los trabajadores de plataforma tenemos que organizarnos. Si esta es la economía del futuro, ¿cómo puede ser que trabajemos en condiciones tan precarias? Si este es el futuro de la economía, vamos a tener que construir los sindicatos del futuro. Si no lo hacemos, los miles y miles de trabajadores que vendrán a trabajar en las plataformas no tendrán quién los defienda.

 

Estas son las demandas que nuclean la experiencia y la organización de los trabajadores de APP:

#estamos acá Trabajamos sin seguro de riesgos, ​sin salario fijo​​. Primero competíamos entre nosotros para tomar más viajes, más rápido y por más dinero. A medida que la aplicación se expandía, comenzaron a asignarnos los pedidos compulsivamente.

#nos dimos cuenta Comenzamos a darnos cuenta que las aplicaciones funcionaban gracias a nosotros, pero no podíamos decidir nada​​. Y que lo mismo le sucedía a los de Glovo, a los de Uber, a todos los que trabajan para una plataforma.

#no decidimos Las plataformas deciden cuánto ganamos. Los pagos suben y bajan de acuerdo a la demanda de los clientes y según la cantidad de repartidores que están activos.​Monitorean nuestros movimientos. Firmamos unos “términos y condiciones” que cambian hasta una vez por mes. Las aplicaciones nos venden los uniformes y las cajas conlasque luego hacemos publicidad en la calle​​. Con suerte somos dueños de una bici o de un auto. Eso no nos hace microempresarios.

#precariedad Si nos accidentamos, nos preguntan si vamos a entregar el pedido, y luego no nos contestan más. La mayoría de nosotros somos inmigrantes y andamos en bicicleta. Queremos negociar con las empresas nuestras condiciones de trabajo.

#nos hacen rotar Dado que las aplicaciones “capacitan” repartidores todas las semanas y pueden bloquearnos cuando quieren, el ingreso es seguro pero la ​amenaza del bloqueo está presente todo el tiempo.

#nos controlan Si no tomamos los viajes que nos asignan (porque no queremos pedalear 50 cuadras por 35$) nos asignan menos pedidos y hasta nos bloquean. Si nos bloquean no comemos.

#conózcanos El sistema, tal y como está concebido hasta hora, es igual en las plataformas de envíos como en las de transporte de personas​​. Queremos que se nos reconozca como lo que somos, personas con derechos que se ganan la vida trabajando para una plataforma.

#somos personas Cada vez que un cliente recibe un mal servicio -la mayoría de las veces por culpa de la aplicación- nos califican a nosotros. ​Nuestros celulares están llenos de insultos ybajas calificaciones que luego la plataforma utiliza para asignarnos peores viajes.

#queremos ​​ seguir trabajando Queremos vivir de lo que hacemos. No nos queremos ir. Sin embargo, somos pocos los que podemos aguantar más de unos meses trabajando así. ​Por eso fundamos un nuevo sindicato. Porque se están aprovechando de nosotros. Porque nos prometieron ser nuestros propios jefes pero nos tratan como esclavos.

#sufrimos la violencia Mientras nosotros no tengamos derechos, las plataformas van a seguir ofreciendo servicios baratos y malos. ​Si las plataformas son la economía del futuro, que lo sean porque pueden competir mejor usando la tecnología y no precarizando nuestro trabajo y compitiendo así deslealmente con otros servicios tradicionales.

#la plataforma ​​es el jefe Somos convocados a participar de las plataformas con consignas como “sé tu propio jefe”. Las aplicaciones nos dicen que sólo son intermediarias entre nosotros y los clientes. Nos obligan a tributar por las operaciones comerciales por las que ellos son responsables. Estamos pagando nosotros los impuestos que deberían pagar ellos!

#no queremos ​​ que nos usen Creemos que tenemos que aprender mucho de la organización sindical. Pero también creemos que la organización sindical tiene que aprender mucho de nosotros.

#el futuro del trabajo Si esta es la economía del futuro, ¿cómo puede ser que trabajemos en condiciones tan precarias? Si esta es la economía del futuro, vamos a tener que construir los sindicatos del futuro. Si no lo hacemos, los miles y miles de trabajadores que vendrán a trabajar en las plataformas no tendrán quién los defienda.

 

Para comunicarse con App pueden escribir a sindicapp.ar@gmail.com

admin | 10.10.2018

0 Comentarios

Dejá tu comentario