Assange, contra la googlización del mundo

portada_assangePublicada en revista Brando, en enero 2015.

 Julian Assange ataca de nuevo y su nuevo target es Google, la corporación más grande de internet, a la que confiamos gran parte de nuestra vida digital. “Google es más poderoso que la Iglesia”, dice el creador de Wikileaks, y apunta a su enorme poder cultural: el de darnos servicios aparentemente gratuitos a cambio de “regalarle” nuestra privacidad.

En 2006, a sus 35 años y pocos meses antes de fundar Wikileaks, Julian Assange escribió su manifiesto: “La conspiración como forma de gobierno”. En él, ya apuntaba al que luego sería el blanco de su militancia: el secreto. Allí mostraba su visión del mundo: el autoritarismo, en cualquier nivel, se construye “cuando un grupo de poderosos trabaja, bajo un secreto conspirativo, en detrimento de la población”. De allí a destruir cualquier aparato que nos mienta o nos oculte la realidad hay un pequeño paso. Por eso, y desde antes de su reconocimiento público, la estrategia de Assange es interferir en lo que los grandes poderes nos muestran como la realidad. Sigue leyendo

Morozov: ¿Quién es el verdadero enemigo de la libertad en internet?

morozovmapaEl 4 de enero, el gran Evgeny Morozov ya escribió una de las notas del año. Aquí, un extracto de “Who´s the true enemy of internet freedom: China, Russia or the US“:

“Dado que Rusia y China no son conocidos por su compromiso con las libertades de expresión y de reunión, es tentador ver su búsqueda de soberanía de la información como otra puñalada a la censura y el control. De hecho, aun cuando el gobierno mucho más benigno de Brasil jugó con la idea de obligar a las empresas estadounidenses a almacenar los datos de sus usuarios a nivel local -una idea que finalmente fue abandonada-, fue ampliamente acusado de una extralimitación draconiana.

Sin embargo, Rusia, China y Brasil están simplemente respondiendo a las tácticas extremadamente agresivas adoptadas por nada menos que los EE.UU.. Como de costumbre, sin embargo, Estados Unidos es completamente ajeno a sus propias acciones, en la creencia de que existe una cosa tal como una internet neutral, cosmopolita, y que cualquier esfuerzo por alejarse de ella resultaría en su “balcanización”. Pero para muchos países esto no se trata en absoluto de una balcanización, sino simplemente de una des-americanización.”

Campaña 2015: ¿Quién gana en internet?

tapa diplo enero 2015 2“Si un candidato, además de una buena estrategia online, quiere ganar en presencia digital, durante varios meses de campaña, tendrá que invertir entre 11 y 35 millones (esto, multiplicado por cada uno de los candidatos en competencia). ¿A quién irá el dineral? A un pequeño grupo de empresas, mayormente extranjeras, que concentran gran parte de nuestro tiempo online. ¿Quién gana? Bueno, así como Internet es transparente para decirnos quién se conecta, qué hace y dónde hace clic, las matemáticas también nos sirven para sumar y ver que, en 2015, los big players del mundo online serán seguros ganadores, más allá del resultado de la campaña.”

Leer la nota completa en el último número de El Dipló.